Los niños y la tecnología – Ventajas y desventajas de su uso

Los niños y la tecnologíaSin duda los tiempos han cambiado significativamente, para nosotros (yo soy de los 90´s) y más para nuestros padres experimentamos una infancia totalmente diferente a la que se vive ahora, las bicis, las trepadas en los árboles, las escondidas, las correteadas, las exploradas en los montes, se han ido esfumando, todo esto ha sido reemplazado por la tecnología, sobre todo por los videojuegos, ahora los niños conviven a través de una consola,  encerrados en su aire acondicionado sin moverse del sillón.

De aquí deriva la controversial pregunta…

Los niños y la tecnología, ¿es perjudicial en la infancia?

Si… no, bueno si, pero no. La tecnología tiene muchos beneficios y desventajas no solo en la infancia, no puede ser solo blanco y negro, como en todo el problema radica en la adicción, en como algo te consume hasta dejar otros aspectos de tu vida fuera de ella.

Que les parece si vemos algunos puntos.

Ventajas

  • Un estudio de la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos,  en una conferencia de la Sociedad para la Investigación del Desarrollo Infantil arrojo lo siguiente.
  • Los niños que están interactuando con la pantalla mejoran mucho más rápido, cometen menos errores y aprenden a un ritmo más acelerado.
  • Las pantallas táctiles pueden tener un uso potencial para la educación de los bebés.
  • Existen sin fin de aplicaciones que pueden ser de gran ayuda para el aprendizaje del niño, juegos recreativos que estimulan la memoria, la asociación, el aprendizaje de idiomas, colores, animales, numeros.
  • Los mantiene en comunicación con sus padres y personas de confianza en caso de emergencias.
  • Libros electrónicos, información al alcance.
  • Entretenimiento y distracción.

Desventajas

  • Falta de ejercicio. Es por ende que, si un niño se pasa todo el día en su computadora o en su consola de juego no va a existir movilización en su cuerpo, esto puede traer problemas de salud sobre todo obesidad.
  • Falta de convivencia familiar. Sin duda que esta les suena bastante, todos sentados en la mesa, cada uno pegado a su teléfono móvil mientras uno intenta sacar algún tema del que hablar.
  • Adiciones. Esto sobre todo en los videojuegos, los videojuegos ya no son como en nuestros tiempos, una partida de Mario, ir a las maquinitas a jugar un combate o jugar al pinball. Ahora los juegos son vidas virtuales, haces amigos, creas tu casa o tu coche, tus niveles, eliges el perfil de tu personaje. Existen de acción, de terror, de aventura y los más populares, de ciencia ficción, es una doble vida despegada a tu realidad, esta segunda vida puede ser más satisfactoria que la real, más emocionante y poderosa y por eso es tan fácil que los niños y jóvenes terminen siendo presas de esto.
  • Pereza y falta de objetivos reales. Las personas se pierden tanto que les da flojera estudiar, trabajar, ponerse metas en su vida real ya que viven enfocadas en alimentar y en crear un mundo ideal dentro de internet.
  • Rebeldía. Los niños que se la pasan metidos entre electrónicos es porque se les ha permitido y cuando se les exige algo diferente la rebeldía y las agresiones no se hacen esperar.

Los niños y la tecnología

En resumen, la tecnología no es la mala ni la perjudicial, somos los humanos. Porque ante cualquier descubrimiento y hallazgo para el crecimiento social los humanos tenemos que explotarlo y sacarle la parte oscura. Estas herramientas que poseemos hoy en día son maravillosas, pero no es nuestra vida, afuera hay un mundo lleno de paisajes y actividades que también nos aportan un montón de beneficios. Bien dicen, todo en exceso es malo y esta frase aplica para un sin fin de cosas si no es que para todo.

¿Qué hago para que los niños hagan un uso adecuado de la tecnología?

Moderar es todo lo que podemos hacer, no podemos prohibirla ya que es necesaria ya para demasiados aspectos de nuestra vida, vaya, desde el hecho de las tareas del día a día y la comunicación, así que la clave está en la cantidad y en el tipo de uso. Vamos a ver algunos puntos que nos pueden ayudar a ello.

  • Con tus hijos pequeños mantén la computadora en una zona común de la casa, donde puedas estar al pendiente de las actividades que realiza en ella.
  • Utiliza las aplicaciones de controles parentales.
  • Educa. Informa a tus hijos de los peligros de internet y de cómo tener una navegación segura.
  • Horarios. Horarios de televisión, de juegos, de internet, de computadora, de Smartphone.
  • Dale responsabilidades a tus hijos. Tiene que participar en el hogar, a la hora de hacer la comida, de limpiar, lavar los trastes, etc., dependiendo, claro, de la edad de tu hijo.
  • Deporte, arte. Asegúrate de que se interese por actividades fuera de casa, donde conviva con otros niños, deporte o arte dependiendo sus gustos.
  • Haz actividades en familia. Fomenta la interacción familiar, organiza juegos de mesa, juegos al aire libre, usa tu creatividad.
  • Pon reglas y mantente firme. Algunas familias por ejemplo prohíben utilizar teléfonos durante las comidas y aprovechan bien el tiempo para conversar con sus hijos sobre su día.
  • Pon el ejemplo. Tu hijo no te tomara enserio si estas pegado al celular mientras se los prohibiste usar a él durante la comida.

Los niños y la tecnología

Empieza con estos hábitos en tus hijos y en ti mismo desde que están pequeños ya que una vez metidos en ello es difícil romper los vicios y si ahora ha decidido hacer el cambio y tus hijos están inmersos en la tecnología entonces se firme, al principio renegaran, gritaran, patalearan, te odiaran, pero son tus HIJOS, no eres SU AMIGO y deben respetarte como autoridad. Busca actividades divertidas para tus peques fuera de casa y enséñales poco a poco de lo hermosa que es la vida allá afuera.

Por ultimo una nota importante:

Hazlo poco a poco, no llegues y de un día para otro apagues el televisor, desconectes los videojuegos y retires las computadoras, si tu hijo pasaba ahí todo el día viendo la televisión y jugando, cambiar su día radicalmente tampoco será fácil para él. Si mira 10 horas de televisión redúcelo a 8, luego a 7 y así sucesivamente con las demás actividades. Recuerda que para nadie es fácil cambiar de hábitos.

Espero hayan gustado del articulo y ¡Hasta la próxima!

 

Deja tu comentario