Divorcio con hijos, ¿qué hacer en una separación con niños?

Las parejas obligadas lastiman más que una separación sana por eso es bueno considerar el divorcio una correcta decisión.

Hay veces en que ya no se ve salvación en algún matrimonio, la compañía se ha hecho una tortura y simplemente no podemos convivir o estar en paz con esa otra persona y toca pensar en ese divorcvio con hijos.

Divorcio con hijos, una decisión dificil pero necesaria

Muchas parejas no se separan por los hijos, por pensar en lo difícil que les sería afrontar esta situación, así que deciden quedarse juntos a pesar de la falta de amor, de interés y de dedicación.

Di si al divorcio cuando este es necesario.

separación y divorcio con hijos

Posponer el divorcio cuando en el fondo es lo único que queremos es un gran error, ya que decidir seguir en un ambiente hostil con tal de “salvar” la familia o las apariencias sociales termina siendo perjudicial para todos los involucrados. Con esto no me refiero a no intentar ni luchar por mantener la familia unida, pero hay que evaluar las razones y sobre todo que nos interese, que aún exista amor o interés hacia nuestra pareja. Muchos ya están incluso enamorados o en una relación con alguien más y la esposa o el esposo tan solo es una etiqueta social y familiar.

Si ya no quiero estar con mi pareja, ¿qué sigue?

Vamos por pasos, primeramente, si te sientes abandonada, triste, sola o molesta con tu pareja desde hace tiempo lo primero que se debe hacer es COMUNICARTE. Muchas veces nuestra pareja no tiene idea de todo lo que pasa en nuestra mente ni la manera en que nos podemos sentir.

Lo primero que hay que hacer es expresarnos diciendo como nos sentimos y tener una comunicación sana, no en forma de discusión ni gritos ni esperar una pelea para expresar lo que sentimos si no planear hacerlo de una manera sana.

Después de ello lo que sigue es hacer cambios tanto de tu parte como de tu pareja hacia ti y hacia la relación de acuerdo a los conflictos que tengan. Por ejemplo, como hacerse más tiempo para estar juntos, pasar más tiempo en actividades familiares, acordarse de eventos importantes, etc.

La relación definitivamente no funciona

Si después de haber estado tiempo juntos, de cambiar ciertas cosas, te sigues sintiendo mal, bueno dependerá si es el hecho de que tu pareja no se haya dedicado realmente a lo que acordaron y por ello no viste cambios o que, si lo haya hecho, pero aun así tú sigues sin sentir interés.

Lo mejor que pueden hacer es ir a terapia de pareja y que un profesional los oriente hacia donde quieren ir. Si hay interés de seguir juntos o es que en verdad ya no hay como salvar la relación.

Vaya que hay que tomar en cuenta que una pareja puede tener muchos conflictos y decir, lo amo o la amo y quiero estar con ella o el, pero no sé cómo resolver ciertas cosas, pero si la persona dice no siento amor hacia mi pareja y no tengo interés en seguir en esta relación entonces ahí no se puede forzar a nadie a querer algo que no quiere.

Mis hijos van a sufrir si me divorcio

Si y no, es decir les será difícil asimilarlo, dependiendo la situación, pero las situaciones difíciles de la vida no podemos evitarlas, no podemos evitar que pasen duelos. Lo único que podemos hacer es ayudarlos a llevarlos de la mejor manera y es ahí donde tenemos que darles recursos para salir adelante.

Necesito mantener la familia por mis hijos

Los padres creen que los niños no se dan cuenta de lo que pasa porque son pequeños, pero esto es totalmente falso. Los niños incluso desde bebés sienten la tensión, las energías y los problemas. No es necesario que entiendan lo que está pasando desde la razón para que esto les afecte.

Las discusiones constantes, los gritos, la violencia, etc., aunque se piensen que es solo entre los padres no es verdad ya que nuestra disposición y nuestro estado de ánimo hacia nuestros hijos no será igual; estaremos molestos, resentidos o sin ganas de prestarles atención.

A tus hijos les puede afectar a nivel escolar, el no concentrarse en clase por estar preocupado por los problemas de sus padres. El sentirse aislado o deprimido por presenciar o escuchar todo lo que pasa, puede causarle timidez, inseguridad, retraso, miedos, terrores nocturnos, inestabilidad, baja autoestima, etc.

El niño puede pensar que es su culpa que se estén peleando y como nadie le explica nada el seguirá con esta idea incluso llevando a adolescentes a querer perder la vida por el estrés y ansiedad de tanto tiempo estando en una familia disfuncional.

¿En qué momento debo considerar el divorcio con hijos?

separación y divorcio con hijosSi, cuando no hay más esperanzas para la relación, cuando una de las dos partes no está interesada en la relación de pareja la respuesta es sí, sé que muchos pegarán de gritos, muchas religiones ven como pecado el divorcio, pero hay que pensar en nuestros hijos y también en nuestro bienestar ya que no es vida estar día y noche en discusiones, soportar violencia, gritos o infidelidades tan solo por querer mantener a la familia, porque para empezar esto ya no es familia.

Lo primero que hay que hacer después de haber llegado al acuerdo es hablar con los hijos y dejarles claro que nada de esto es su culpa y que el amor hacia ellos será el mismo y que a ambos podrá verlos. Será complicado en un principio, pero si los hijos ven que después del divorcio las cosas están más tranquilas en casa se darán cuenta que fue por una razón.

Es importante seguir en terapia, creen que no es necesario pero no es fácil llevar un divorcio. Debe de haber acuerdos entre los padres y reglas que se deben respetar. Los niños no pueden estar con ciertas reglas con papá y otras reglas con mamá.

La comprensión y la paciencia debe existir entre los padres y no tratar de poner a los hijos en contra de alguno de los padres. Recuerden que sus problemas en pareja no lo quitan de ser el padre o la madre de esos peques y su desempeño como pareja tampoco quiere decir que sea mal padre.

Ten en cuenta que el divorcio es entre los padres no entre padres e hijos.

Si estás en esta situación, acude con un terapeuta de parejas y lleva el proceso de divorcio de una manera más relajada y sana para todos los integrantes de la familia. Si no lo quieres hacer por ti hazlo por tus hijos.

Como afecta el divorcio a los niños

Culminando una etapa

No solo los padres están cambiando a una nueva vida si no que los peques también y es importante entender y manejar bien la situación por su bienestar, vamos a hablar un poco de ello.

Al estar pasando por un divorcio es muy importante tranquilizar a los niños y hacerles saber que nada de lo acontecido es culpa de ellos, que todo estará bien y que siempre estarán ahí para ellos.

Es muy importante que comprendan que aún cuentan con el amor incondicional de ambos padres y que ambos seguirán cuidando de ellos en todo momento que lo necesiten.

Como padres pueden hacer que el proceso de divorcio sea menos doloroso para nuestros pequeños de la casa. El tener una buena comunicación con los hijos y más que nada entre ellos les dará un ambiente de confianza y tranquilidad respecto al asunto, los hará sentir que todo estará bien y la noticia no será de fuerte impacto para ellos.

Proceso de divorcio con hijos

separación y divorcio con hijosEl proceso de divorcio es un momento duro y doloroso tanto para los padres como para los hijos, puede convertirse en un momento de mucho estrés, tristeza y confusión para ellos y las reacciones pueden ser variadas dependiendo de la edad de cada uno.

En la mayoría se siente rabia al ver a sus seres amados separarse, por eso siempre deben de mantener una posición positiva y tener como prioridad las necesidades de los hijos sin que se sientan desplazados y menos amados.

Por eso aquí te dejo unos tips que pueden ayudarte al momento de encontrarte en una situación de divorcio:

  • Comunicarles la noticia de la forma más adecuada

    • Cuando tengan la certeza de la separación hay que hablar con los hijos y no antes para no causarles un estrés innecesario. Aunque no hay una manera específica de cómo hablarles sobre el tema ya que varía de la edad de cada hijo, es importante dejar los sentimientos de enojo si están presentes hacia tu pareja o comentarios sobre esta que no sean adecuados, recordemos que el problema no es con nuestros peques es entre los adultos y debemos de ser consientes al momento de dar la noticia.
    • Aunque la conversación debe de basarse dependiendo de la edad y madurez, se le debe de hablar claro y estableciendo los hechos de que la separación es la mejor y más saludable decisión que pudieron haber tomado, claro siempre dejándoles claro que no es culpa de ellos, ya que la mayoría de los niños tiende a culparse aun cuando los padres hayan dejado claro que no lo es, lo mejor es hablar con ellos al decirles que el problema es entre adultos y que esto no influirá al amor que les tienen.
  • Dejarles claro el amor que sientes por ellos

    • Si bien lo comenté en el punto pasado, lo más importante en este asunto es dejarles claro a los peques que el problema no es hacia ellos, y aunque la relación de pareja no haya funcionado no influirá nunca en el amor que les tenéis. D  éjales claro que pasaras el tiempo suficiente para compensar cualquier espacio perdido, los días con ellos serán más importantes y siempre diles cuanto los amas.
  • No alteres su rutina

    • Si bien hemos establecido el que los niños tengan una rutina les ayuda a su día a día y esto no tiene que cambiar, ya bastantes cambios sentirán al momento de la separación de los padres así que ayúdalos a sentirse seguros nuevamente. Si tenían clase de fútbol por las tardes digamos dos días a la semana, no muevas estas actividades, los padres deben de aprender a dividirse las tareas sin que les afecte a los peques y apoyarlos en todo momento.
  • Contesta sus dudas

    • Dependiendo de la edad tendrán cada vez más dudas, por ejemplo si hablamos de niños menores de 6 u 8 años usualmente no entienden lo que una separación significa y siempre lo relacionan con ellos y sienten perder a sus padres, lo cual no es cierto y esto debemos de dejárselos muy claro. En los hijos adolescentes usualmente las reacciones son de ira y tienden a alejarse de los padres pero no debemos de permitirlo. Entendamos que ellos también sienten tristeza y estarán confundidos, así que lo mejor es siempre mantener una buena comunicación con ellos aunque no lo quieran, así sentirán que siempre están a su lado y se interesan por sus sentimientos.
  • No los malcríes

    • Si bien es cierto los padres piensan que al darle a sus hijos lo que piden al momento de hacer una rabieta o al estar disgustados por la situación de la separación, creen que al darles regalos excesivos, dinero, sacarlos a pasear a lugares que no irían cotidianamente les ayudará a mantener la relación con sus hijos, la cual es incorrecta.
      Los hijos deben de saber que la separación no es culpa suya y que las cosas entre ellos y sus padres no cambiarán, por lo cual lo fundamental a su educación y disciplina deberá de mantenerse al igual que lo demás. Si salías con ellos los fines de semana continua haciéndolo.
      Si eres el padre que se fue de la casa o pasas ciertos días de la semana con tus hijos esto es más usual, no cometas el error de querer ser el amigo de tu hijo solo para la parte divertida. Conviértete en un mejor padre en el cual tu hijo pueda confiar y se sienta seguro de contarte su día a día al igual que sus sentimientos manteniendo tu autoridad para que sepa que siempre puede contar con su padre.
  • Nunca fuerces a tus hijos a tomar partido

    • Las rivalidades entre los padres deben de ser solo de ellos. El daño psicológico que pueden causarle a un niño al hablarle mal de uno de sus padres, al decir que no lo quiere o al obligarlo a pasar más tiempo con uno que con otro solo por el hecho de sentir celos es un gran error que cometen muchos padres.
      Debemos de ser conscientes que los niños deben de mantenerse al margen, las relaciones entre ellos y sus padres no deben de cambiar, al contrario deben de sentir el doble de amor por ambos. Al dividirse el tiempo con ellos aprovecha lo que puedas enseñarles. Ese tiempo de calidad que nadie te quitará, los hijos son de ambos y no debe de haber pleito que pueda influirles miedo y desconfianza hacia los padres.
  • Enfrenta el estrés

    • Al momento del divorcio, cuando se llegan los acuerdos respecto al reparto de los bienes económicos, la custodia, tiempo compartido etc. Este es un momento de mucho estrés el cual debes de mantener a tus hijos lo menos preocupados posible. Encontrar formas de librar el estrés es fundamental para toda la familia. Encuéntrales nuevas actividades que realizar o realízalas con ellos. No debe ser nada llamativo, el simple hecho de pasar una tarde juntos jugando juegos de mesa verás que será sensacional para ellos.

Recuerda siempre decirles cuanto los amas y pasar todo el tiempo posible con ellos. Son momentos de estrés que no siempre entenderán, pero con tu ayuda se irán sintiendo cada vez mejor. Dales tiempo para comprender la situación y que se acostumbren a la nueva rutina con ambos padres.

Espero te sea de ayuda y si estás pasando por una situación similar te deseo lo mejor, recuerda que siempre hay luz al final del túnel…

 

Deja tu comentario



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar