Explicar la muerte a los niños – ¿Cómo y cuando hablar de la muerte con tus hijos?

Explicar la muerte a los niñosEl tema de hablar y explicar la muerte a los niños es sin duda uno de los temas más complicados de tratar. Nunca nos dejan de surgir dudas, como adultos es todo un proceso sobrellevarlo aun entendiéndolo. Los niños no logran comprender en su totalidad este tema, conforme van creciendo van entendiendo poco a poco lo que significa.

La manera en que lo entiendan dependerá de cómo hemos resuelto sus dudas, de cómo hemos enfrentado duelos delante de ellos y de que tan sinceros hemos sido. Por ello es importante informarse acerca de la manera adecuada de hablar con ellos de acorde a su edad y su desarrollo.

 ¿Cuándo explicar la muerte a los niños?

Contestando a la pregunta de cuando es el mejor momento para explicar la muerte a los niños, la respuesta es simple. Cuando tengan dudas, desde que el niño pregunte no se debe evadir el tema, es recomendable hacerlo aun cuando no haya experimentado la pérdida de algún ser querido, si el niño tiene conocimientos previos no será tan confuso o difícil al momento que le toque vivirlo de cerca.

Antes de entrar en el tema, me gustaría dar un breve resumen sobre el desarrollo cognitivo, ya que ello nos ayudará a entender un poco sobre la comprensión y cómo percibe el niño su entorno. Estas teorías son basadas en las obras de Jean Piaget y pondré solo las primeras dos etapas.

Teorías cognitivas – Piaget

Explicar la muerte a los niños

  • Primer período: Etapa sensotiomotora (de 0 a 2 años)

En esta etapa el niño va conociendo su entorno a través de sus sentidos, su boca, sus manos, sus pies descalzos. Va aprendiendo la función de cada cosa que va conociendo. Aprenden lo que Piaget llama la permanencia del objeto, es decir los niños interactúan con los objetos, pero no entienden que estos siguen existiendo cuando no están estos objetos presentes. Un juego para que vayan comprendiendo esto es el famoso, “on ta papa”, ¡aquí ta!.

Al final de esta etapa logran comprenderlo casi en totalidad y entender por ejemplo que cuando alguno de sus padres sale de la habitación estos no desaparecen si no que volverán, aunque no los visualice en ese momento.

  • Segundo período: Etapa preoperacional (de 2 a 7 años)

Esta es la etapa donde el niño mantiene una postura egocéntrica. El niño ya puede comunicarse, dar su punto de vista, sin embargo, ellos tienen la idea de que su manera de comprender las cosas es la única manera, es decir, no logra entender que hay otras personas que ven las cosas diferentes a como ellos lo ven.

Al pensar que el mundo gira alrededor de ellos también piensan que si sucede algo malo es culpa de ellos, es importante hacerles ver que esto no es así.

Como explicar la muerte a los niños pequeños

Explicar la muerte a los niñosLos niños pequeños antes de los 5 años de edad no comprenden el significado de la “muerte” como lo hacemos nosotros, piensan que es algo reversible, momentáneo, que volverán a ver a ese ser que ha fallecido.

No es hasta después de los 5 años que comienzan a darse cuenta que es algo permanente y que le puede pasar a los seres que él ama e incluso a él. Esto puede llegar a ser muy traumático para el infante, no hay manera total de evitar el duelo del niño ante este descubrimiento ya que es un proceso que tienen que pasar y debemos dejar que lo vivan.

Lo único que podemos hacer es tratar de hacer lo mejor para que lo asimilen y estar siempre cuando nos necesiten.,  como mencione anteriormente, la manera en que lo comprendan dependerá de nuestras palabras, de responder a sus dudas y de nuestras acciones, por ello debemos tomar varios puntos en cuenta.

  • Abordar y no evadir las preguntas:

El niño tendrá muchas preguntas, es normal, está descubriendo, conociendo y aprendiendo. Probablemente si ya toca este tema, es porque lo ha visto en la tv, en la escuela a través de un compañero o escuchó a alguien en la familia mencionarlo. Sea cual sea el medio por el cual comenzó a tener sus primeros conocimientos debemos abordar las preguntas y nunca evadirlas, ya que el evadirlas dará un mensaje al niño de que es algo de lo cual no se debe hablar, que no es algo permitido y debe negarse o reprimirse.

  • Ser claros y hablar de acuerdo a su edad:

Los niños pequeños no logran retener mucha información y más si esta se vuelve algo compleja. Según investigaciones la mejor manera de explicar la muerte a los niños menores de 5 años es hablándoles de las funciones físicas. Es decir, se les informa que la persona ya fallecida no respira, no come, no camina y tampoco siente dolor.

Si se habla de alguna enfermedad es importante aclarar la gravedad, ya que si solo decimos que murió porque estaba enfermo el niño cada vez que escuche que alguien está enfermo o incluso él, sentirá que puede morir. Por ello debemos aclarar que hay enfermedades comunes como la gripe de la cual uno se recupera y enfermedades graves como la que tenía tu tío o tu abuelo (poniendo de ejemplo un tío o abuelo fallecido).

  • Ten cuidado con frases, refranes y trata de hablar de manera literal:

Los niños suelen tomar todo de manera literal, si le dices que el abuelo se fue al cielo él lo buscara literal en el cielo. Si le dices que está en descanso eterno el pensará que cuando se va a descansar también puede morir.

Para evitar futuros miedos o traumas en los peques hay que ser claros, pero de una manera simple y sencilla como decir: “El abuelo murió porque tenía una enfermedad grave, esto quiere decir que ya no respira, ya no ríe ni llora, tampoco le duele ni sufre.

  • Las religiones:

Mucho variarán las explicaciones de acuerdo a nuestras creencias, no será lo mismo un católico, un cristiano, un ateo, un judío, un budista o un agnóstico.

Los niños pequeños no lograrán comprender toda una teoría religiosa sobre la muerte, así que debemos ser simples, si creemos en Dios podemos decir algo como “Lo extrañaremos aquí pero ahora está con Dios y no sufre su enfermedad”. Alguien que cree en el alma puede decir: “Su cuerpo no lo podemos ver, pero su alma la podemos sentir, él te escuchara, pero no podrá responderte y lo sentirás en tu corazón”.

Por ejemplo frases como “ Dios se lo quiso llevar” podrían confundir al niño y causarle temor de que Dios también se lo quiera llevar a él.

  • Exprésate sinceramente:

Muchos padres tratan de evitarle a sus hijos la tristeza, el dolor, el llanto…, malamente, la tristeza es parte de nuestras emociones por una razón, si han visto la película “Intensamente – Del revés en España – Inside Out” recordarán la importancia de “tristeza” (¡si no la han visto, véanla, esta buenísima, no solo para niños si no para ti!).

La temática habla acerca de una joven que desde pequeña evitó sentirse triste y aborda como esto afectó en su vida, tanto a nivel familiar como en sus relaciones de amistad y escolar. No debemos evitar el dolor, llorar y sentirnos mal por algo que es normal que nos duela.

Así que si tu mamá o papá o alguien que amabas falleció no tengas miedo de llorar y sentirte mal. Explícale a tu hijo que las personas reaccionan diferente ante la muerte y que son normales estas emociones. Claro, tampoco te tirarás al suelo pidiéndole a Dios que te lleve también o te encerrarás un mes en tu cuarto olvidándote de todo. Dentro de tu tristeza tienes que tomar fuerzas para cuidar y sacar adelante a esos pequeños que iluminan tu vida.

Posibles reacciones de los niños al hablar de la muerte

Si ya has dado el paso de explicar la muerte a los niños, después de que el niño comience a comprender el tema puede tener varias reacciones o consecuencias, como por ejemplo:

  • Necesita más cariño y atención
  • Tenga algunas regresiones como no hablar, orinar la cama, chuparse el dedo.
  • No querer ir a lugares familiares (cuando se siente el ambiente triste)
  • Enojos y berrinches contigo, con doctores o con la persona que ha fallecido.
  • Hacerse el muerto
  • Preguntas muy directas que a los adultos nos podrían parecer insensibles
  • Puede sentir culpa
  • Preguntar a cerca del tema varias veces

Explicar la muerte a los niñosAsí como nosotros tenemos nuestro duelo los niños también lo tienen, aunque no nos demos cuenta en ocasiones, así como es importante nosotros vivirlo es necesario que ellos pasen por ello, tratemos de comprender y aceptarlo.

Hay que ser pacientes y manejarlo de buena manera, no regañándolos, explicándoles de una manera clara y amorosa la situación, recordando a la persona fallecida de una manera feliz, respondiendo sus preguntas y haciéndole ver que no está solo.

De igual manera también hay niños que pueden seguir su vida normal jugando y riendo y esto no quiere decir que no les afecte, simplemente es otra manera de llevarlo.

Si notas que tu hijo sufre de ansiedad grave o miedos que no puedes controlar no dudes en acudir con un profesional para ayudar a tus hijos, ellos te guiarán para enfrentarlo de la mejor manera.

Ya por ultimo me despido con unas recomendaciones de cuentos infantiles que abordan el tema del camino de la vida y la muerte. ¡Hasta luego!

Cuentos infantiles que hablan sobre la muerte

  • El hilo de la vida – Davide Cali ( 3 Años en adelante)

Un breve pero hermoso recorrido de las trivialidades de nuestra rutina y acontecimientos de nuestra vida incluyendo la muerte.

  • Como todo lo que nace – Elizabeth Brami (5 Años en adelante)

Este libro nos habla acerca de diferentes seres vivos como las plantas, animales y humanos, de como van decayendo y dejando de existir, es un libro corto pero muy concreto y delicado.

  • Estirar la pata – Babete Cole ( 6 Años en adelante)

En este cuento se habla de la vida de unos abuelos, desde que fueron niños hasta que fallecieron, es un cuento muy divertido y entretenido, toma la muerte de una manera simple y natural, te encantará y es ideal para el primer paso de explicar la muerte a los niños.

 

Deja tu comentario