6 consejos para mejorar la comunicación con hijos adolescentes

Hoy quiero darte unos consejos para mejorar la comunicación familiar y en especial una mejor comunicación con hijos adolescentes. Cuando escuchamos la palabra “adolescente” se nos ponen los pelos de punta, pues todos sabemos que es una etapa que no tiene muy buena fama socialmente.

La pubertad que es la etapa de entrada a la adolescencia es entre los 12 y 14 años, de ahí entre los 15 y 16 entra la adolescencia media y de los 16 hasta los 21 adolescencia tardía.

Sin duda es una etapa importante para los hijos y para los padres, para algunos padres puede serles difícil la comunicación con sus hijos en estas etapas. Lo intentan todo, pero no logran poder entablar esa confianza, empatía y lazo con sus pequeños adultos.

Consejos de cómo mejorar la comunicación con hijos adolescentes

consejos para mejorar la comunicación con hijos adolescentesVamos a ver en este artículo algunos consejos que nos ayudará a tener una mejor comunicación con nuestros hijos adolescentes para poder ser esa persona en los que ellos depositen su confianza cuando lleguen a necesitarnos.

 

  • Contacto visual

Sabemos que actualmente la vida va muy rápido. Nuestros días, nuestra rutina, todo está programado y a veces no nos queda un tiempo libre, así bien cuando alguien nos quiere decir algo seguimos escuchando, pero no dejamos de hacer nuestras actividades, como estar lavando la ropa o cocinando o bien estarle ayudando a otro de nuestros hijos en una tarea.

Por más que uno diga que está prestando atención no estaremos ahí totalmente, nos perderemos de detalles que pueden ser de suma importancia, así como también cuando no nos voltean a ver a la cara mientras hablamos nos sentimos ignorados o que nos escuchan por obligación.

Así que la próxima vez que tu hijo quiera hablar, deja lo que estás haciendo y míralo a la cara, ya sea algo simple como un permiso o algo de suma importancia.

  • Escucha activamente sin interrumpir

Día a día me doy cuenta que las personas no sabemos comunicarnos. En cuanto nos están dando una opinión o contando algo en lo que tenemos una opinión interrumpimos para decir lo que pensamos, porque algo nos consume por dentro que no nos podemos esperar.

Esto es uno de los principales problemas en la comunicación en general. Ahora si nuestro hijo viene a contarnos algo que para él o ella es importante debemos permanecer atentos a todos los detalles sin interrumpir, simplemente asintiendo y haciendo ver que estamos atentos.

¿Por qué?. Padres e hijos no son iguales, mientras que para ti el hecho de que el chico que le gusta no la volteó a ver puede ser cómico o sin importancia para ella puede ser el fin del mundo en ese momento. Debes escuchar y tratar de entender las emociones y sentimientos de tu hijo mientras habla.

  • No juzgar y demostrar empatía

A veces creemos que estamos escuchando sin regañarlos o juzgarlos, pero nuestro tono de voz lo dice todo, nuestras expresiones, nuestro lenguaje corporal, etc y esto lo perciben. Si cada vez que te cuentan algo tu reaccionas diciendo: —te lo dije. O —ya sabía yo, es probable que ya no le queden ganas de contarte sus cosas puesto que estas frases tan solo demuestran falta de empatía y regaños.

Si algo no te quedo claro pregunta de nuevo, si tu hijo te dice “es que tu no entiendes” entonces diles que intenten explicarte y tu trataras de entender. Escucha activamente, pregunta lo que no entiendes e identifica las emociones de tu hijo o bien pregunta: —¿Cómo te sientes con eso?

Las respuestas empáticas pueden ser algo como “si me hubiera pasado eso también me sentiría así”, “no he vivido una experiencia así, pero imagino debes sentirse mal”. Imagina como te gustaría a ti que te respondieran si estuvieras viviendo lo que tu hijo paso.

  • Evita dar consejos que no te solicitan

Esto sin duda es de lo más difícil para los padres, ya que quedarse callados no es su especialidad. Mucho más si se encuentran preocupados por sus hijos.

6 consejos para mejorar la comunicación con hijos adolescentes

Hay veces que los adolescentes tan solo quieren sentirse comprendidos y escuchados y no están solicitando un consejo sobre qué hacer. Si ves que tu hijo solo se quiere desahogar no te lances con una bola de consejos hacia él o usa frases cortas que lo motiven. Por ejemplo, “ya va a pasar”, “ahorita te duele, pero mañana dolerá menos”, “estoy aquí para cuando quieras que te dé mi opinión”.

  • No los dejes en gris

Con esto me refiero a que no te olvides de ellos. Esta es una etapa de autodescubrimiento, el querer privacidad, encerrarse, estar solo es de lo más normal. Sin embargo esto no quiere decir que no necesiten de ti.

El adolescente puede ser a veces evasivo o arrogante pero que esto no te impida acercarte y preguntarle cómo está o hacerle saber que estás ahí para él. Sigue incluyéndolo en cosas familiares, cenas, reuniones, etc. Él sigue siendo parte de la familia. Respeta su privacidad, pero no por ello lo exoneres de sus límites y obligaciones en la casa y la familia.

  • Abierto a cualquier tema

No te espantes o peles los ojos con ciertos temas. Si tu hijo te ve muy espantado no tendrá la confianza de seguirte contando al respecto. Sobre todo, los temas de sexualidad. No lo avergüences ni lo juzgues, al contrario, responde sus dudas y enséñales la mejor manera de cuidarse.

No tienes que saberlo todo en la vida, hay cursos y hay libros que te pueden ayudar a informarte de diversos temas, sobre todo de nuevos temas que tal vez en la época de la juventud de los padres ni siquiera existían. Hay que estar actualizados pues las nuevas tendencias avanzan muy rápido.

Bueno, estos son algunos pequeños pero grandes consejos para mejorar la comunicación con hijos adolescentes que te pueden ayudar a acercarte más a tu hijo en esta etapa y poder crear un mejor lazo. Recuerda la importancia de mostrarles que los amas y te importan al igual que siempre, aunque tengan rabietas o rebeldía, muéstrales que eso no va a hacer que tu amor disminuya.

¡Hasta la próxima!

 

Deja tu comentario