Madrastras y padrastros – ¿Cómo afecta esta nueva relación con los hijos?

En este artículo les voy a hablar de las madrastras y los padrastros. Un nuevo integrante o integrantes en la familia es un tema delicado y difícil de vivir en algunas ocasiones. Me refiero a la “nueva mamá”, al “nuevo papá” o a “los nuevos hermanos” que se unen a la ya compuesta familia.

Madrastras y padrastros

Los hijos no saben como reaccionar y como abordar estos temas con su padre o madre y los padres no tienen idea de cómo hablar estos temas con sus hijos y entre silencios incómodos ambos lados quedan con sentimientos reprimidos y emociones confusas, negativas y dudosas y es aquí donde se crea el conflicto que puede durar incluso hasta la edad adulta.

Toma en cuenta su opinión

¿Cuál es el mayor conflicto para los hijos?, ¿porqué es tan difícil aceptar esta nueva situación?. Imagínate que el día de mañana tu hijo o tus hijos traen a vivir a su pareja a casa y de repente todo tu estilo de vida se ve afectado por esto, las reglas de la casa cambian, las actividades de día con día, de fines de semana, las reuniones, el tiempo, etc. todo se ve modificado.

¿Cómo te sentirías?, exacto. El adaptarse a grandes cambios es una tarea difícil para todos y mucho menos si nadie nos preguntó si deseamos esto o por lo menos el saber cómo nos sentíamos al respecto.

Los adultos piensan que los niños por ser niños no tienen opiniones validas o no pueden o deben ser tomados en cuenta para grandes decisiones y así los vamos excluyendo, creyendo que no les importa y no se ven afectados.

Así que cambia estas falsas creencias y ten una sana conversación con tu o tus hijos, platícales cómo te sientes hacia esta persona y que te gustaría que hicieran el esfuerzo por conocerlo porque quieres saber su opinión acerca de ella.

No lo presiones

Madrastras y padrastros - sin presionesNo hay nada más molesto que ser obligado por alguien para que otra persona te caiga bien, esto es algo natural que debe darse y presionar a tus hijos para que les caiga bien tu pareja no es la mejor solución, ya que lo único que obtendrás será o robotcitos o hijos rebeldes que harán todo por darte la contra.

Pregunta siempre su opinión y deja que valide sus opiniones tanto positivas y negativas a cerca de la persona, porque piensa o dice lo que dice.

Trabaja su confianza

Trabaja siempre la confianza con tus hijos. En el mundo hay gente con buenas intenciones y gente con malas intenciones, hay gente con máscaras que pueden engañarnos y los niños son muy intuitivos.

Si entre tu o tus hijos y tu hay una buena comunicación y confianza entonces será más sencillo que te comuniquen cualquier cosa que no les haya gustado acerca del trato de esa persona hacia ellos. No lo menosprecies ni pienses que está mintiendo, aunque se puede dar el caso de que pueda mentir debes mostrarte confiada y receptiva a lo que digan tus hijos.

No afectes en totalidad sus rutinas

Madrastras y padrastros - tiempo juntosCuando estamos con una nueva persona es normal que queramos pasar mayor tiempo con él o ella, cambiamos horarios, ajustamos actividades, etc., sin embargo, cambiar toda la rutina de tu hijo puede ser muy complicado y abrupto para ellos.

Si los miércoles iban al cine, síguelo haciendo, tú y tu hijo, sin tu pareja, es un tiempo de ustedes y no debe verse afectado, tus hijos deben saber que nadie les quitará a su madre o padre de su lado y que ese tiempo entre ustedes siempre estará.

Tiempo entre todos

Así como debe de haber tiempo entre ustedes debe de haber tiempo con el nuevo integrante, la o los nuevos integrantes, crea actividades divertidas, guíate en los gustos de tus hijos para hacer actividades que incluya a toda la familia, esto con el fin de todos convivir y conocerse mejor.

Si aún estás algo insegura en dejar solo o solos a tus hijos con la nueva persona puedes probar con estar cerca a unos cuantos metros mientras están platicando o pasando tiempo juntos o estar en un lugar público.

Ve lento en tu relación

A veces sentimos que nos llega el amor y nos tomamos todo a prisa, al mes ya vivimos juntos, a los dos meses hay boda y a los 3 nuevos hijos.

Recuerda que ya no eres solo tú, que las decisiones que tomes en tu vida repercutirán en tus hijos, así que por más que sientas el amor y el impulso de lanzarte a todo, tómatelo con calma, tomate el tiempo de conocer a la persona y de que tus hijos lo conozcan.

Espero te haya sido útil este articulo y ¡nos vemos a la próxima!

 

Deja tu comentario