¿Es bueno hacer creer a los niños en Santa Claus / Papá Noel?

creer en Santa ClausYa se acerca la hermosa temporada navideña, llena de buenos momentos y recuerdos que crearás con tu familia. Esas reuniones donde hay casa llena, las caras de emoción de tus pequeños, abrir sus regalos, pero muchos padres aún se preguntan si hacerlos creer en la historia de Santa Claus o Papá Noel es realmente lo más adecuado para sus hijos y aquí te daremos la respuesta.

La época navideña sin duda es la favorita de muchas personas pero en especial de los pequeños del hogar, sienten mucha emoción al ver reunida a toda la familia, grandes cantidades de comida, botana etc. pero lo que más esperan es el momento de abrir sus regalos el día de Navidad.

Esa emoción no es solo por los juguetes nuevos si no la ilusión de llegar a ver al famoso Papá Noel (o Santa Claus). Un gran número de adultos crecieron creyendo en esta historia y fue lo mejor de su infancia, la adrenalina que se sentía al momento que te mandaban a dormir cerca de las 12 de la noche, los planes que tratabas de idear para lograr ver a nuestro barbudo amigo.

Sin duda nadie te la quitará esa emoción y se quedará contigo el resto de tu vida, así que es muy normal que quieras transmitirle esa emoción y tradición a tus pequeños.

Los niños necesitan tener un espacio en dónde la fantasía se mezcle con la realidad

Hoy en día muchos padres se preguntan si no afecta en el desarrollo emocional de los niños al crecer y darse cuenta que todo fue un engaño. Sin embargo aquí te dejamos las diversas opiniones respecto al tema, a fin de cuentas tu serás el que decida que ilusión darles a tus peques.

Opinión de los psicólogos sobre Santa Claus

Muchos psicólogos concuerdan en que mentirle a los niños desde una temprana edad creará un vínculo de desconfianza al momento de llegar a la adolescencia y este será muy difícil de recuperar.

El fomentar este tipo de creencias en los niños cuando los padres siempre estamos diciéndoles que es malo mentir o engañar, así como la verdad, son valores básicos en las relaciones entre familiares y amigos así que se crea una interrogante precisamente en que tan repercusivo puede ser esta mentirita blanca que a fin de cuentas es para un beneficio emocional y vivencias de los pequeños.

Sin embargo, está claro que la imaginación, así como la fantasía son factores muy importantes en el desarrollo emocional de los niños, los ayuda a socializar de mejor manera con otros niños de su edad al convivir con juegos que a veces solo están en su cabeza.

Eso es parte de la infancia y una forma para que ellos vayan entendiendo el mundo poco a poco, el hacer que tus hijos escriban una carta a Santa Claus, sabiendo que esta carta terminará escondida en algún cajón de la casa.

¿Es mentirles?

La mayoría de los psicólogos especialistas en niños concuerdan en que no, la fantasía debe de estar presente en el crecimiento de cada niño y este debe de ser considerado un factor muy importante y ¡vamos! los niños no son los únicos que viven la magia, los padres también la viven.

La mayoría concuerda en la respuesta donde es mejor que los niños tengan un poco de magia en su infancia y según porcentajes a nivel internacional los niños no sufren un gran trauma al encontrarse con la verdad de que santa no es real ya que usualmente llegan a enterarse en una edad de 11 a 13 años donde ya no le toman mucha importancia a estas creencias ya que están entrando en la edad de la adolescencia donde a la mayoría el tema de santa se les hace un tema para niños.

Es seguro que habrá niños que en realidad si se sientan traicionados al conocer la verdad, por eso hay que tener cuidado al valor que le damos a esta figura navideña.

Dicen los expertos, si pones totalmente todas sus emociones simplemente en la mañana de navidad donde su única preocupación y recuerdos que creará será el esperado momento de la llegada de Santa y se enfocará solo en sus regalos y no por el hecho de lo bonito que sean o que tanto los querían si no por una única razón, la cual es el pensar que el barbudo de Santa los ha traído desde su fábrica de regalos creados por los duendes lo cual no sería algo bueno.

Según los psicólogos opinan que los niños sin importar su edad deben de convivir en casa, con los familiares, ayudar en la decoración y no centrar toda su energía en el famoso Santa Claus.

Los recuerdos de las épocas navideñas  deben de estar mezclados entre la fantasía y la realidad lo cual es lo más adecuado, así que tu como padre serás el encargado de mediar esta situación.

Historia de los padres

Uno como padre es el encargado de brindarle las emociones y aventuras a nuestros hijos así que porque no con un poco de magia y fantasía que no le hace daño a nadie.

Yo fui un niño que creyó en Santa, le hacía las cartas cada año donde le expresaba que había sido un buen niño y claro que lo intentaba. Créeme es un buen impulso a los hijos para que se porten mejor.

Mis padres me dejaban adornar el árbol aunque quedaran las esferas revueltas, mi hermana y yo cantábamos villancicos mientras mi madre y mis tías preparaban la cena, al llegar mis primos nos pasábamos las horas jugando y planeábamos escondernos en las escaleras a media noche con tal de llegar a ver a Santa Claus.

Claro que nunca nos daba resultado ya que de tanto jugar terminábamos rendidos en la cama o nuestros padres se aseguraban que no saliéramos de la habitación.

Así fue con el pasar de los años, algunas navidades mi padre dejaba harina en el suelo y simulaba pisadas de los renos, que emoción nos daba al verlas por la mañana, hasta que una noche ya siendo yo algo mayor de unos 11 o 12 años descubrí a mis padres poniendo los regalos en el arbolito.

Aún así no dije nada ya que en ese momento al ver sus rostros entendí que la magia de la navidad, las historias y todo lo que nos hacía felices no solo era para nosotros sino también para ellos.

Estos fueron los mejores momentos que recuerdo en mi infancia y pienso compartirlos y traspasarlos a mis hijos y nietos.

Así que ya sabes aquí están nuestros consejos, ten una excelente Navidad llena de magia. La vida se vive solo una vez y los hijos crecen demasiado rápido así que aprovecha cualquier momento que tengas para hacerlo especial y dejar una huella en sus corazones.

HOOO HOOO HOOO

 

Deja tu comentario



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar