Consejos para evitar los celos entre hermanos

¿Tienes hermanos?. Que feliz nos hace la llegada de un nuevo miembro a la familia, esos bellos momentos que volverás a pasar y compartir nuevas experiencias con tu pequeño y su nuevo hermanito.

Pero, ¿nos hemos preguntado cómo se sienten nuestros pequeños al saber de la llegada de un nuevo miembro a la familia?, al saber que tendrá que compartir sus juguetes, su espacio, pero sobre todo el amor de sus padres… ahí pueden estar naciendo los primeros celos entre hermanos.

Los niños no saben interpretar bien sobre los tiempos que los padres pasan con ellos, y con esto me refiero a cuando los papás tienen alguna visita en casa.

No importa si han estado todo el día a tu lado, aún así, no quieren separarse de ti y ¡vamos!, te aman demasiado y se sienten seguros a tu lado. Sin embargo, debemos de saber establecer tiempo con ellos para que no sea un problema a futuro.

La llegada de un nuevo bebé es una noticia muy importante y hay que saber dársela a conocer a nuestros pequeños.

Celos entre hermanos

Dar la noticia de la llegada de un hermano

Es bueno que antes de estar embarazadas de nuevo, o si piensas tener otro hijo en un futuro, hablar de esto con tus hijos de una manera positiva, siempre recalcar que tendrá un amigo incondicional para jugar, contarse secretos, nunca estará solo y siempre se tendrán el uno al otro.

Si ya te encuentras en periodo de embarazo comienza a tener charlas con tu pequeño, desde cómo va creciendo el bebé en tu barriga. Decirle que él pasó por el mismo proceso. Eso los emocionará al imaginarse dentro de tu barriga, cosa que de otra manera no podrán experimentar.

Haz que le hable a su nuevo hermanito, así irá creando un vínculo amoroso con el bebé.

Cuando los niños son pequeños es más fácil que la noticia de tener un nuevo hermano les emocione. Es lo que pasa en la mayoría de los casos, aunque también deben de estar preparados para la negación de que se les una un nuevo integrante.

Una gran mayoría de niños entre los 3 y 5 años incluso quieren un hermanito y lo piden a sus padres, claro, ellos solo piensan en tener a alguien para jugar todo el tiempo ya que estas acciones lo pueden ver con otros compañeritos de la escuela, vecinos, primos etc.

Pero ¿qué pasa cuando las cosas no son pura maravilla?

La llegada del bebé y los primeros celos

Prepárate que aquí viene lo bueno. Antes de ese día tan esperado habla con tu hijo sobre los cuidados que tiene un bebé tan pequeño. Dile que mamá tendrá que pasar tiempo con él ya que es muy pequeño para estar solito y necesita de atención constante. Así se irá interesando a estar cerca de él cuándo lo lleves a casa.

Al estar en casa mide tus tiempos con ambos hijos. Claro un bebe recién nacido necesita de atención completa y al estarte recuperando del parto no tendrás tiempo ni fuerzas para jugar con otro pequeño, para eso el apoyo de los padres es muy importante.

Si tu hijo llora por tu atención, si no quiere acercarse al bebé cuando estás cerca de él, si comienza a tener acciones incorrectas que no tenía con anterioridad, no lo regañes. Es un proceso al que todos deben de acostumbrarse y más para un pequeño que estaba acostumbrado a recibir toda la atención.

Compartir juguetes entre hermanos

Celos entre hermanosLos juguetes son un tema de debate para los niños, siempre quieren más y más y es difícil compartirlos, los pleitos más usuales entre hermanos suele ser por juguetes.

A la llegada de un nuevo bebé se reciben toda clase de juguetes, con sonidos llamativos y diferentes colores, peluches grandes, chicos etc. Así que deja que tu hijo mayor también se acerque a los juguetes de su hermano.

Así le estarás enseñando que todos pueden compartir y no tiene nada de malo que ambos jueguen con los mismos juguetes, de esa manera cuando ambos crezcan y comiencen a jugar con juegos más interactivos sabrán que deben de compartirlos y cada quien tendrá su tiempo con ciertos juguetes.

Incítalos a compartir su tiempo, imaginación y juguetes con los demás niños no solo con sus hermanos, recordemos que una mente egoísta no lo llevará a ningún lado pero si aprende a compartir se le abrirán muchas puertas de amistad y nos ahorraremos bastantes berrinches, créeme.

Pasar tiempo con mamá y con papá

Lo más importante que nunca debemos de dejar pasar es dejarle muy en claro a nuestro hijo que la llegada de su hermanito no influirá el amor que sienten por él.

Este es uno de los problemas más grandes, los niños piensan que son reemplazados y que sus papás quieren más a su nuevo hermanito que a él.

No cambies su rutina, si jugaban por las tardes o salían al parque continúa haciéndolo. Sin embargo, deberá de entender cuando no sea posible hacer las actividades que normalmente hacían y para eso una buena comunicación con tu hijo es esencial.

Habla con tu hijo siempre, dile cuanto lo amas y no solo a él, dile cuanto los aman, que él y su hermanito son lo más importante y que el amor que sienten por ellos es igual para ambos. De esa manera irá sintiéndose más cómodo con la situación y ayudará a que se lleven mejor.

No lo regañes si hace algo mal, si le grita a su hermanito o en casos llegan a empujarlos, etc. Claro hay que llamarles la atención por la actitud que está tomando sin embargo se debe de hacer de una manera en la cual no se vea la preferencia hacia el otro hijo.

Y si, es algo difícil el no enojarse cuando alguno de tus hijos tiene un mal comportamiento y más si es hacia su hermano, pero como padres hay que saber neutralizar nuestros sentimientos y ser objetivos al momento de llamarles la atención.

Las travesuras entre hermanos

Celos entre hermanosLos niños seguirán siendo niños, no importa cuánto hables con ellos, y esto no es necesariamente malo. Harán bromas a sus hermanos, como esconderse de ellos, pelear por juguetes, la atención de los padres, asustarlos entre otras cosas, y los hermanos pelean entre sí.

Pareciera algo natural que traemos en nuestro sistema y a veces se hace algo divertido. Los que tenemos hermanos sabemos que hay momentos donde quisiéramos ser hijos únicos y no tener que compartir nada con ellos.

Pero esto no se compara con el sentimiento de felicidad y amor que sentimos al poder compartir algo nuevo con nuestros confidentes más cercanos.

Todas esas risas y horas de juegos nunca las cambiaríamos por nada, así que no te preocupes, deja que los hermanos arreglen sus asuntos de la manera que lo crean más prudente y verás que la relación entre ellos solo se hará cada día mejor, más saludable y se fortalecerá con esos secretos y platicas que solo tenemos con los hermanos.

Si estás en esta etapa de tu vida sabemos que no es nada fácil. El traer vida al mundo y además criarlos para que sean personitas de bien no es sencillo y si le agregamos los celos entre hermanos será un dolor de cabeza. Pero nada fuera de lo ordinario, es algo que no podrás evitar sin embargo si podrás mejorar las cosas, las relaciones entre ellos y fortalecer el amor que tienes hacia tus pequeños.

Las risas que te sacarán con sus travesuras y ocurrencias no las cambiarás por nada.

Disfrútalos y pasa el mayor tiempo posible con ellos, porque el tiempo vuela…

 

Deja tu comentario



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar