Practicar sexo en el embarazo – ¿Tener relaciones sexuales si estoy embarazada?

Una de las mayores dudas que se presentan en los futuros padres es si podrán seguir manteniendo la llama del amor encendida y tener sexo en el embarazo es una de las mayores preocupaciones de las mujeres mientras se está embarazada.

La vida sexual de la pareja puede cambiar mucho mientras el bebé está en camino, pero no por ello hay que descuidarla por completo, si todo va por el camino correcto podrás mantener relaciones sexuales con tu pareja hasta el final del embarazo.

Es posible que la mujer se sienta abrumada los primeros meses y no tenga ganas ni apetito sexual, las nauseas típicas del embarazo o el propio cansancio también influyen en este aspecto.

¿Puedo lastimar a mi bebé teniendo sexo?

Sexo en el embarazoOtro de los mayores temores de muchas mujeres embarazadas y de sus parejas es que practicar sexo pueda dañar al bebé o perjudicar el embarazo.

Lo que muchas parejas no saben es que es todo lo contrario, durante el embarazo los órganos de la pelvis están mejor irrigados por lo que favorecen el deseo sexual. Además para las parejas a las que les ha costado lograr el embarazo, el sexo en este momento debe ser más relajado y placentero, sin la presión de conseguir la gestación.

Por otra parte y según datos médicos, el sexo durante el embarazo no perjudica al bebé, por supuesto hablando de prácticas sexuales “normales”. El feto está protegido por el líquido amniótico y por la pared muscular del útero por lo que no debemos preocuparnos en exceso de las consecuencias de tener un orgasmo. Es más, según fuentes médicas el orgasmo femenino es como un entrenamiento para la circulación sanquínea del bebé ya que al llegar a éste la placenta proporciona menos sangre al pequeño durante un breve tiempo.

Posturas sexuales durante el embarazo

En las primeras semanas no tendrás problema a la hora de realizar el acto sexual en varias posturas, es a partir de la semana 30 cuando te será un poco más complicado, tu tripita va creciendo y se interpondrá entre tu pareja y tú. Posturas como el misionero, con el hombre encima de la mujer, serán más complicadas y menos cómodas. Procura mantener una postura cómoda, tumbada o sentada, o incluso encima de tu pareja.

Sí conviene saber que la penetración en cualquier caso, y en especial en posturas como “el perrito”, debe ser más relajada y menos profunda.

Además de todo esto, datos médicos indican que el sexo en el embarazo calma al bebé y genera buen humor y complicidad en la pareja.

Riesgos por los que hay que evitar el sexo en el embarazo

A veces en algunos casos hay que renunciar al sexo en el embarazo, por ello conviene consultar al médico antes de realizarlo, no te cortes, recuerda que siempre están ahí para ayudarte con todas tus dudas.

  • Infecciones, mantén siempre relaciones sexuales seguras, una infección a estas alturas puede suponer un aborto.
  • Si hay problemas en la placenta como insuficiencia placentaria…
  • Enfermedades como diabetes o asma, y problemas cardíacos.
  • Infecciones genitales.
  • Rotura prematura del saco amniótico.
  • Evitar en caso de amenazas de aborto, tu médico te aconsejará en este caso no practicar el sexo.
  • Si sangras o manchas, evítalo.

Y recuerda, lo más importante es la complicidad y la cercanía con tu pareja, mantener sexo durante el embarazo no es algo esencial ni necesario, solo debes hacerlo si te sientes cómoda, en ocasiones es más deseable un simple masaje o caricias que la propia penetración.

Te dejamos también estas diapositivas que te pueden aclarar mas dudas que puedas tener sobre la sexualidad en el embarazo.

Deja tu comentario



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar