Importancia de la psicomotricidad en los primeros años de los niños

Seguramente hayas escuchado este término más de una vez pero, ¿sabes qué es y qué significa?. La psicomotricidad infantil va sumando más valor cada día.

Los diversos estudios que se han hecho a través de los tiempos han demostrado la importancia que tiene en el desarrollo del niño, a nivel psique y a nivel motriz, que es en sí a lo que se refiere la palabra “psicomotricidad”:

La estimulación cognitiva; el lenguaje, la autoestima, la relación socio cultural, y la motricidad; danza, actividades sensoriales, musicales, deportivos, artísticos.

psicomotricidad en los niñosAl inicio este tipo de estimulación era más bien utilizada como terapia o tratamiento para niños que tenían algún tipo de déficit, trastorno o discapacidad, ya fuera física o mental, como los niños autistas o con algún daño en alguna extremidad física.

Sin embargo, hoy en día es utilizada en la mayoría de las escuelas desde guarderías hasta primarias. Cada vez más padres recurren a actividades que fomenten, estimulen y desarrollen la inteligencia emocional, artística, física, cultural, entre otros.

¿Qué importancia tiene la psicomotricidad en los niños?

Es esencial para un buen desarrollo en todas las áreas del infante. Le ayuda a tener un mejor conocimiento de su cuerpo, de sus emociones, de lo que es capaz de lograr a nivel físico y mental.

Estimula el amor propio, la seguridad, fortalece la autoestima, su manera de relacionarse socialmente, a tomar decisiones más inteligentes, así como también fomenta el altruismo, la empatía y la ayuda al prójimo. Por mencionar solo algunos beneficios, no hace falta decirte más para que te des cuenta de la importancia de este tipo de estimulación en tu pequeño.

Aprender jugando con diversas actividades será más divertido tanto para ti como para tu hijo, la teoría no lo es todo en la inteligencia, hace falta vivirlo, sentirlo y movernos, si nos ponemos a pensar, es mucho más sencillo recordar algo que vivimos, que relacionamos con alguna actividad a algo que simplemente leímos, si es más fácil para nosotros imagínate para un niño.

¿Qué actividades puedo realizar con mi hijo?

Los ejercicios van a variar dependiendo la edad del niño, la estimulación temprana va dirigida comúnmente a niños desde recién nacidos hasta los 6 años de edad.

Aquí te dejo algunos ejercicios que puedes realizar para comenzar a estimular a tu pequeño.

Psicomotricidad de 0 a 12 meses

Un masaje a tu bebe: Con un paño agradable al tacto, con algún tipo de crema o aceite adecuado para tu bebe vas a frotar el cuerpo del niño, al mismo tiempo que pases el paño por él narra sensaciones, así como también puedes decir en voz alta las partes de su cuerpo que vas recorriendo. Este tipo de actividad estimula el tacto.

Ese soy yo: Esta actividad consiste en poner a tu bebe frente a un espejo, dejar que se vea y sus reacciones, al mismo tiempo que sonríes y muestras una actitud positiva hacia la actividad, de igual manera como la actividad pasada puedes ir nombrando las partes del cuerpo. Esta actividad fomenta el autoconocimiento y la autoestima.

Cuéntale tu día: aunque tu hijo aun no comprenda el vocabulario no dejes de hablar con él, muchas personas no hablan con sus bebes porque no le ven importancia, al pensar que esto no sirve de nada si no está comprendiendo, sin embargo, estimula el escucha del niño y será elemental para sus primeras palabras y la manera en que se exprese en un futuro. De igual manera hablar con tu pequeño hará un fuerte vínculo entre padre e hijo.

De 1 a 2 años

Armando paisajes: Esta actividad consiste en crear rompecabezas sencillos para tu hijo, en alguna manta o cartulina de color que se coloque en una superficie plana se irán colocando las piezas del paisaje, objeto o persona que se haya dibujado previamente en otra cartulina y que se haya cortado. Cosas sencillas serian un árbol, una casa, una pelota. Primero lo arma el adulto y luego se deja al niño irlo haciendo por sí mismo. Esto ayuda al niño en su ubicación temporo-espacial.

Clasificando colores: Para esta actividad necesitas utilizar cartulinas de diferentes colores y objetos de los colores de las cartulinas. Se va a colocar arriba de cada cartulina objetos del mismo color, primero lo hace el adulto y luego se deja al niño que lo haga por sí solo.

Pasando la pelota: Este ejercicio es muy sencillo, solo se necesita una pelota, se sientan en el suelo con las piernas abiertas y se pasan la pelota, cada vez se van alejando más. Esto estimula la motricidad y el ritmo, ya que se mantiene la misma constancia al aventar la pelota.

De 2 a 3 años

Clasificando objetos: Estas actividades consisten en dejar que tu hijo te ayude a clasificar cosas, por tamaños, por colores, por estilo, como, por ejemplo, la ropa; blusas, pantalones, medias, colores de ropa, organizar sus juguetes también es otra opción, así aparte de la estimulación le enseñas sobre la independencia y la responsabilidad. Esta actividad fomenta la concentración y la atención a los detalles.

Expresándose: Ten en cuenta siempre la importancia del manejo de emociones a cualquier edad en tus hijos. Pregúntales acerca de cómo se sienten, que los pone felices, enojados, tristes. Un ejercicio puede ser que dibuje cómo se siente, a través de colores, de un paisaje, etc.

Cantando la vida es mejor: Busca canciones que vayan de acuerdo a la edad de tu hijo, cántalas y báilalas con tu hijo. Esto estimulara su lenguaje y  el movimiento. Aparte claro, de pasar un momento muy divertido con tu o tus hijos.

De 3 a 4 años

Semáforo: Asígnale a cada color una actividad, por ejemplo, el verde deberá saltar, brincar, dar vueltas, lo que elijas, en el rojo se tiene que quedar sentado y quieto y en el amarillo puede caminar despacio, llegar solo a cierto punto, etc. Este ejercicio aparte de estimular la parte motriz estimula la concentración, la atención y el buen escucha.

Armando una historia: recorten cosas juntos sobre algo que el elija, después deje que el niño pegue en alguna cartulina estas imágenes creando una historia al mismo tiempo que va narrando esta historia. Esto estimula la creatividad del niño y el razonamiento.

Armando una coreografía: elijan alguna canción que sea del gusto de ambos, creen entre ambos pasos sencillos, es importante que tu pequeño sea el que haga la mayoría de los pasos, después hagan la coreografía juntos. Estos ejercicios estimulan la coordinación, la creatividad, conocimiento de su cuerpo, aparte de ser el baile un buen ejercicio para ambos.

De 4 a 6 años

Siguiendo la raya: Este ejercicio es muy simple, consiste en dibujar una raya de un extremo a otro, con un crayón o bien pueden pegar una cinta sobre el piso, El ejercicio consiste en seguir la línea sin salirse de ella. Estimula la coordinación. Para hacer la actividad más divertida pueden crear una historia como que están cruzando una cuerda muy delgada que esta sobre tiburones.

Derecha, izquierda, arriba y abajo: Has juegos donde estimules la motricidad y coordinación de tu hijo, así como también el lenguaje. Puedes crear una canción o decir de forma divertida derecha, izquierda, arriba y abajo, crear actividades como saltar, correr, bailar, etc. que incluyan estas palabras.

Aprendiendo sobre números: Esta actividad la puedes hacer con diferentes cosas en tu día a día, el punto es contar en voz alta con tu hijo objetos, por ejemplo, a la hora de guardar los juguetes, de lavar los trastes, de poner cubiertos, y todo aquello que se te presente como una oportunidad.

Espero y este articulo sea de utilidad para ti como padre, como tío, como maestro o como cualquier persona que tenga en su vida un pequeño.

 

Deja tu comentario



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar