Consejos para prevenir la obesidad infantil y sobrepeso en los niños

El sobrepeso en los niños es algo muy común en estos tiempos y prevenir la obesidad infantil es el primer paso. Hoy en día resulta muy complicado llevar una alimentación impecable, cada vez son más las cadenas de comida famosas que llegan a nuestros países con publicidad realmente llamativa, compran a nuestros hijos con juguetes, con sus personajes favoritos entre otras técnicas de mercadotécnia.

Depende de cada ciudad y de cada país las costumbres que permanecen, aquí en México en las escuelas es común ver afuera carritos de nieves, de chicharrones, sabritas, elotes, y rara vez se ven personas que vendan vasos de fruta. Es literal, parece imposible huir de ello o querer esconder a nuestros hijos de todo esto, no hay manera de ocultarle lo “No saludable”.

prevenir la obesidad infantil

No se trata de PROHIBIR o de jamás consumir, como todo, radica en los abusos de las comidas y en la falta de nutrientes de nuestros hijos lo que puede llegar a provocar la obesidad infantil. Vaya, que no será lo mismo un niño que se come unas patatas los fines de semana a un chaval que se come unas a diario.

Consejos para prevenir la obesidad infantil

  • Educa a tus hijos con el ejemplo. No puedes exigir que coman más saludable cuando tu no lo haces, no puedes darles verduras cuando tú les sacas la vuelta o prohibirles comer ciertas cosas cuando tú las comes seguidas.
  • Se amigable. El decir yo sí puedo porque soy adulto o porque yo digo no es lo más sano y más efectivo de hacer y si bien te llegan a obedecer será solo por temor, miedo, amenazas.
  • Hagan ejercicio juntos. Si tu hijo es una persona inactiva, motívalo a hacer ejercicio juntos, no sirve de mucho que le ordenes activarse cuando tu no sueltas el control remoto de la televisión.
  • Agua, agua y más agua. Muchas familias se acostumbran a tomar jugos, soda, aguas de sabor, entre otras y olvidan el líquido más vital que es el AGUA. Recuerda que beber agua es importante para el funcionamiento de todo nuestro organismo.
  • Más comer en casa y menos en la calle. Si eres de las personas que acostumbra a comprar demasiada comida rápida tendrás que reducirlo, cocinar en casa es mucho mejor, desde la higiene, los productos y la elaboración de los alimentos. Así como también motivas a tu hijo a ayudar en la cocina, aprender y pasar tiempo juntos.
  • Poquito a poquito. Si tus hijos siempre han tenido malos hábitos, ve poco a poco. Quitarles todo de golpe será muy difícil para ellos y probablemente lo sigan consumiendo a tus espaldas. Ve reduciendo el consumo de un producto que consideres dañino y reemplázalo por algo delicioso, pero más saludable, así también prémialo cuando logre cierto tiempo sin consumirlo.
  • Mas dar y menos quitar. Ve agregando nuevos alimentos a la alimentación de tu hijo, alimentos ricos y también nutritivos, hay galletas, dulces, panqueques naturales, orgánicos, con menos azucares que son igual de deliciosos que los que nos dañan. Ve añadiendo y ayudándolo a que coja el gusto por ellos así él solo irá cambiándolos por los dañinos.

Otros consejos para evitar el sobrepeso infantil

Si bien los hábitos alimenticios son algo que se aprende de nuestra familia y nuestra educación, muchas veces va más allá de simplemente un “mal” comer, un problema relacionado con la obesidad puede ser “LA ANSIEDAD”, personas que comen para sentirse mejor, esto a causa de niveles fuertes de estrés, nervios, ansiedad, tristeza, soledad, entre otros sentimientos o emociones que pueden ser negativas.

Los padres sin darse cuenta motivan esta conducta. ¿Cómo?, cada vez que le dices a un niño “toma este pan, pero deja de llorar”, “te voy a dar esto (comida) para que te sientas mejor”, “si te portas bien te doy caramelos”. Todas estas acciones fortalecen la idea en el niño de que la manera de combatir los sentimientos tristes es a través de la comida y por tanto lo hará.

Crea un ambiente seguro para tu hijo, enséñale técnicas para expresar sus sentimientos, la comunicación asertiva, los juegos, el arte, el deporte, el ejercicio… así también si tu hijo es una persona que con facilidad entra en estados de ansiedad edúcate sobre métodos para bajar y calmar estos episodios, como ejercicios de respiración y la meditación.

Si crees que tu problema ha sobrepasado tu comprensión no tengas miedo ni vergüenza de buscar especialistas, tanto un nutriólogo como un psicólogo que te acompañe a encontrar mejores soluciones para un cambio positivo en tu peque. Actuar a tiempo es siempre la clave. Siempre estás a tiempo de combatir y prevenir la obesidad infantil.

Saludos de su amiga Yudy.

Deja tu comentario



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar