Niños con atresia, ¿qué es y qué se debe hacer?

Cuando uno va a ser padre y madre espera con impaciencia y nervios la llegada del bebé a nuestras vidas, es una etapa que se vive con preocupación pensando en como se irá formando nuestro hijo/a y llegamos a estar ansiosos por saber que todo estará bien.

Con el desarrollo de tecnologías en las últimas décadas es más fácil saber y suponer como se está desarrolando, pero aún así a veces no podemos estar seguros al 100% hasta  el momento del nacimiento y por eso es que hasta ahí no se puede respirar con tranquilidad.

En esta ocasión vamos a hablar de un problema sobre las malformaciones de la oreja que puede surgir y que se denomina atresia, y que se puede definir de esta forma:

Cuando el conducto auditivo externo no se desarrolla se conoce como atresia aural congénita. Es un defecto que está presente al nacer y suele ir acompañado de malformaciones tanto en los huesecillos del oído medio como en el pabellón auditivo externo.

Vale que si tenemos un bebé con este problema no nos gustará pero hay que pensar que no es el fin del mundo ni mucho menos y que hay cosas peores, así que debemos tener tranquilidad y buscar toda la información posible sobre la atresia para saber como actuar y así saber a que enfrentarse.

¿Qué es la atresia del canal auditivo?

Es la asuencia parcial o total del desarrollo del conducto auditivo, además esta ausencia normalmente suele ir asociada a la falta de tímpano y la falta de desarrolo del oído medio y de los huesos correspondientes como el martillo, yunque y estribo.

Los niños  con este problema de atresia del canal auditivo sufren la pérdida auditiva porque el sonido no llega de forma eficiente al oído interno, aún teniendo un oído interno sano y bien desarrollado.

¿Qué se puede hacer para mejorar la atresia auditiva?

Una solución para mejorar el canal auditivo es la cirugía, construír un tímpana y poder así restablecer la vía natural para conducir el sonido a través del canal auditivo y oído medio hasta el oído interno que está sano. A esta operación se le llama canaloplastia y a pesar de que mejora la audicción rara vez significa que vaya a tener una audicción normal.

Otra opción para mejorar la audicción es el utilizar un dispositivo de conducción del sonido a través del hueso. Este tipo de dispositivos conducen el sonido al oído interno a través de las vibraciones de los huesos del cráneo. Estos dispositivos están unidos a una banda que se coloca alrededor de la cabeza.

Una alternativa a las anteriores es implantar un dispositivo fijado al hueso, esta opción se usa cada vez más. Consiste en implantar un dispositivo conectado a unas varillas de titanio o placa magnética anclada de forma quirúrjica en el hueso del craneo.

Sea como fuere la utilización de uno de estos dispositivos auditivos de conducción ósea es recomendable para que el niño o niña pueda desarrollar de forma normal el habla y el lenguaje en niños con atresia del conductor auditivo en los dos oídos.

Deja tu comentario